Navidad y Año Nuevo a través de la historia

Stonehenge Summer Solstice.jpg

Stonehenge, monumento megalítico tipo crómlech, en el sur de Inglaterra.

La festividad que ahora conocemos mayoritariamente como Navidad ha sido, desde hace miles de años, la mayor celebración de la comunidad humana en la Tierra. Culturas ancestrales la han celebrado en muy diversas partes del mundo: en Stonehenge y en las profundidades de los bosques germanos en forma de rituales y festivales; en Guatemala, donde se sigue celebrando hoy en día a través del ritual de la «Danza de los voladores»; en Roma, las Saturnales; y en Escandinavia, el festival de Juul, por citar algunos de los ejemplos más significativos.

El solsticio hiemal, que suele ocurrir alrededor del 21 de diciembre (en 2017 tiene lugar el 21 a las 17.28 hora peninsular), es un evento clave que marca un cambio en los ciclos naturales y astronómicos: coincide con la noche más larga en el hemisferio Norte y el día más largo en el hemisferio Sur. Además, en el hemisferio boreal, marca el momento a partir del cual las noches comienzan a acortarse día a día, hasta llegar a la primavera y luego al verano. De hecho, se puede decir que determina el momento a partir del cual la larga oscuridad del invierno es derrotada por la luz, de modo que llega el turno para que la naturaleza despierte y las cosechas puedan crecer.

yule.jpg

Rueda celta del Año. El Yule originalmente duraba doce días.

En la cultura celta, la festividad del solsticio de invierno recibía el nombre de Yule. El Yule designa el momento en que la rueda del año está en su momento más bajo, preparada para subir de nuevo. Existía la tradición de celebrar el Yule con bailes y fiestas. También era tradicional quemar el tronco de Yule, un largo tronco de árbol que iba ardiendo lentamente durante toda la temporada de celebraciones, en honor del nacimiento del nuevo sol. Los antiguos celtas creían que el árbol representaba un poder. Los bosques sagrados servían como templo. La encina y el roble (ambos Quercus) eran árboles sagrados donde los druidas, sacerdotes celtas guardianes de las tradiciones, recogían el muérdago siguiendo un rito sagrado. Esta tradición, heredada a través de los siglos, sirvió de inspiración para el actual árbol de Navidad. Yule y Yuletide, al igual que la “Festividad de yalda” (una fiesta invernal iraní), son términos arcaicos indoeuropeos usados para referirse a la tradición antigua que observa los cambios naturales causados por la rotación de la tierra alrededor del sol y sus efectos en la cosecha alimenticia durante el solsticio de invierno. En la celebración de Yuletide, es costumbre entonar canciones para proveer así una atmósfera relajada. De hecho, este concepto es el significado de Yule según el Oxford English Dictionary. De ahí provendrían los villancicos.

saturnalia.jpg


Saturnalia de Ernesto Biondi (1909), en el Jardín Botánico de Buenos Aires.

Las Saturnales (en latín Saturnalia) eran una importante festividad romana en honor a Saturno, Dios de la Agricultura, del 17 al 23 de diciembre. A la luz de las velas se celebraba el fin del período más oscuro del año y el nacimiento del nuevo período de luz, o nacimiento del Sol Invictus (dios Mitra), 25 de diciembre, coincidiendo con la entrada del Sol en el signo de Capricornio (solsticio). Probablemente las Saturnales fueran la fiesta de la finalización de los trabajos del campo, celebrada tras la conclusión de la siembra de invierno, cuando el ritmo de las estaciones dejaba a toda la familia campesina, incluidos los esclavos domésticos, tiempo para descansar del esfuerzo cotidiano. La fiesta se celebraba con un sacrificio en el Templo de Saturno, en el Foro Romano, y un banquete público, seguido por el intercambio de regalos, continuo festejo, y un ambiente de carnaval en el que se producía una relajación de las normas sociales. El poeta Catulo la llamó “el mejor de los días.” Eran Navidad y Carnaval a un mismo tiempo y el cristianismo de la antigüedad tardía tuvo fuertes problemas para acabar con esta fiesta pagana, intentando sustituirla. Eran siete días de bulliciosas diversiones, banquetes e intercambio de regalos. Las fiestas comenzaban con un sacrificio en el templo de Saturno (en principio el dios más importante para los romanos hasta Júpiter), al pie de la colina del Capitolio, la zona más sagrada de Roma, seguido de un banquete público al que estaba invitado todo el mundo. Los romanos asociaban a Saturno, dios agrícola protector de sembrados y garante de cosechas con el dios prehelénico Crono, que estuvo en activo durante la mítica edad de oro de la tierra, cuando los hombres vivían felices, sin separaciones sociales. Durante las Saturnales, los esclavos eran frecuentemente liberados de sus obligaciones y sus papeles, en algunos casos, cambiados con los de sus dueños, algo casi imposible de imaginar hoy en día.

Posteriormente, el nacimiento del Sol y su nuevo período de luz fueron sustituidos, a partir del año 354 E. C.*, por la Iglesia, quien hizo coincidir el nacimiento de Jesús de Nazaret en esas fechas con el objetivo de reconducir las antiguas celebraciones, ya que no había manera de acabar con ellas debido a su profunda tradición y arraigo entre la población.

navidad.jpg

The creation of man, fotografía de Natalie Lennard.

Efectivamente, el 25 de diciembre se celebraba entre los persas y posteriormente en Roma el nacimiento de Mitra, divinidad que también había nacido en una gruta sobre un pesebre. Del dios Mitra se dice que “Ascendió a los cielos, donde mora; a su llamada, los muertos se alzarán en la tierra en donde se hallan sepultos y serán juzgados. Aquellos que durante su vida intentaron hacer el bien y vivieron para ello, subirán al Reino de los Cielos, mas los malignos y perversos, descenderán a las Tinieblas” (Zend Avesta, cap.XIX).

Por otro lado, los asirios festejaban el nacimiento de Adonis un 25 de diciembre, como el de Tammuz en Babilonia.

Este es el día que coincide con el conocido como el del “Nacimiento de Infante Horus” que celebraban los egipcios. Se exponía ante las multitudes una imagen sacada del santuario para representar la natividad de le Luz y de la Vida.

Los griegos, por su parte, festejaban el nacimiento de Dionisos o Baco un 25 de diciembre, cuando le gestó una Virgen, la Magna Mater. En la misma fecha nace entre los nórdicos el dios Freyr, hijo de Odín y Friga. Freyr es el regente luz celestial en cuyo honor se encendían hogueras y se distribuían coronas de muérdago.

Incluso en China se celebra un festival especial de Invierno cada 21 de Diciembre, el período que coincide con el momento en que el sol es más débil y la luz del día más corta. El festival y su celebración se remontan al Yin y el Yang, (equilibrio y la armonía en el cosmos). Después de esta celebración, habrá días con más horas de luz natural y, por tanto, un aumento de la energía que fluye.

Goseck-Circle.jpg

Círculo de Goseck, descubierto por fotografías aéreas de los años 1990 y, desde 2003, considerado el observatorio más antiguo de Europa.

El círculo de Goseck

Formado por una serie de anillos concéntricos excavados en el suelo, (el mayor mide 75 metros), y situado en Sajonia-Anhalt, Alemania, tiene alrededor de 7.000 años, se cree que esta estructura fue un escenario de rituales religiosos y sacrificios. Cuando fue descubierto, los excavadores descubrieron que había dos puertas en el círculo exterior que estaban alineadas con el solsticio de invierno, lo que sugiere que esta construcción era en realidad un tributo a esta fecha.

Stonehenge, Gran Bretaña

Uno de los megalitos más conocidos del mundo, con 4.000 o 5.000 años de antigüedad, fue un importante escenario de rituales y observaciones astronómicas durante cientos de años. En este lugar, cuando el sol se pone en el solsticio de invierno, los rayos se alinean con el altar central y la piedra de los sacrificios. Hoy en día, visitantes de todo el mundo lo visitan para recordar los orígenes del monumento, quizás asociados al solsticio de invierno.

newgrange.jpg

Newgrange: piedra de la entrada con arte megalítico.

Newgrange, Irlanda

Newgrange está orientado astronómicamente: cada año, en la mañana del solsticio de invierno, la luz del sol penetra en el pasaje e ilumina el suelo de la cámara durante 17 minutos. Es uno de los pasajes funerarios del complejo Brú na Bóinne en el condado de Meath y el yacimiento arqueológico más famoso de Irlanda. Fue construido aproximadamente entre 3300-2900 AEC, de acuerdo con fechas del carbono 14 (Grogan 1991), esto lo hace 500 años más antiguo que la Gran Pirámide de Guiza y 1000 más que Stonehenge.

Además, en Maeshowe, Escocia, hay un túmulo similar al de Newgrange que se ilumina durante esta fecha.

Tulum, México

En la costa de Yucatán, Tulum es una antigua ciudad amurallada que perteneció a los mayas. Uno de los edificios, tiene un orificio en la parte superior que produce un efecto de llamarada cuando el sol del solsticio se alinea con él. Otras ciudades mayas donde se observan juegos de luz en solsticios y equinoccios son: Chichén Itzá, Edzná, Uxmal y Palenque, entre otras.

En la cultura mexica (náhuatl o azteca) el solsticio de invierno se relaciona directamente con el nacimiento del nuevo sol y el nacimiento del niño Mexi Huitzilopochtli, principal deidad mexica que representa la esperanza del nacimiento del nuevo sol, sol de despertar colectivo de conciencia.

Además, en la zona andina durante el solsticio de diciembre los pueblos celebran el Cápac Raymi, que es el inicio del año incaico.

 

* En el Imperio romano, las celebraciones de Saturno durante la semana del solsticio, que eran el acontecimiento social principal, llegaban a su apogeo el 25 de diciembre.​ Para hacer más fácil que los romanos pudiesen convertirse al cristianismo sin abandonar sus festividades, el papa Julio I pidió en el 350 que el nacimiento de Cristo fuera celebrado en esa misma fecha​ y finalmente el papa Liberio decreta este día como el nacimiento de Jesús de Nazaret en 354. La primera mención de un banquete de Navidad en tal fecha en Constantinopla, data de 379, bajo Gregorio Nacianceno.

 

Fuentes:

—————-
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s